bocetos, recuerdos e ideas

Bea es una amiga de vena fashionista, de estas volcadas en las últimas tendencias.  Una chica que no se molestaría por tener que pasar la noche en la puerta de la tienda de Chanel esperando la nueva colección otoño/invierno 2011. Creció a los pies de la máquina de coser de su madre, intentando ser adulta y responsable antes de tiempo. Creo que el esfuerzo valió la pena, pues tras una pelea familiar pasó una larga temporada fuera y volvió con sus 21 años recién cumplidos a la ciudad, graduada y completamente independizada. La veo, casi a menudo, por el Rastro, los domingos, sujetando un par de abrigos antiguos y chapas con dibujos apagados. Va siempre escondida detrás de sus gafas que le tapan media cara, con su bolso pink entreabierto, donde se pueden ver los pañuelos de rayas, el monedero (seguro que fue de su abuela) y unos caramelos de canela. La vi, recientemente, un poco alterada, la cara trastornada, acababa de venir de un nuevo evento de moda. Vestía unos leggings de tejido tecnológico, que por supuesto nunca había visto en mi vida, una cazadora vintage de color ocre y un vestido de volantes, posiblemente de Delgado Buil. Iba muy bien vestida, aunque no me parecía demasiado contenta. Debe ser que lo que siempre me comentaba volvía a pasar. La poca creatividad y originalidad en las pasarelas ibéricas, lo que siempre hace que ella pase más tiempo en Paris y en Milán que en cualquier otro sitio. Seguro que sus amados creadores José Castro y Carlos Doblas, el último con ese estilo romántico y ochentero que tanto le impresiona, no han estado en el acontecimiento. Cuando eso pasa, ella suele pasar días enteros encerrada en el piso de la plaza Matute, tomando café expreso, comiendo comida congelada y leyendo todas las principales guías de la moda internacional. La echo de menos en estos días, ya que se vuelve ausente. Ojalá pudiera ella crear sus prendas y las mías; ojalá pudiera yo comprender su pensamiento; ojalá pudiéramos seguir juntos, ella con mi collar de perlas, yo con su sombrero de pana negro.

boceto carlos doblas . vestido beba’s closet . look delgado buil . 2010

Lo mejor de Pasarela Cibeles en su última edición, celebrada desde el jueves 18 al 23 de febrero, fue la presentación de los jóvenes creadores de El Ego, que mostraron prendas atrevidas fruto de mucha creatividad y osadía. Destacó, entre otros, la colección de Beba’s closet, con piezas de espíritu lencero y detalles vintage. Llovieron críticas para la presentación de Agatha Ruiz de la Prada, completamente desubicada de su campo de actuación, y para las colecciones de Adolfo Domínguez y Ángel Schelesser, de ideas ultrapasadas y demasiado comerciales. Lo del comercial en Pasarela Cibeles ya es algo muy recurrente y la falta de originalidad también, a ver si dejamos de plagiar las colecciones internacionales y empezamos a crear prendas más contextualizadas.

bolso de piel . sin firma . brasil, año 1981.

cartera de piel . h laufer . brasil, año 1973

cartera de barniz negro . sin firma . brasil, año 1976

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s