La importancia de jugar

Este domingo, como no podía ser de otra forma, he visto el programa Redes de la 2. Comandado por el Dr. Eduardo Punset, el tema de esta semana fue: “Bebés, la imaginación al poder”. Era una entrevista con una doctora americana que hablaba de la importancia de que los bebés y niños jueguen, indagaba sobre la necesidad de jugar que tenemos cuando somos críos, y explicó que cuando jugamos a los médicos, a policías (y ladrones), con muñecas, a algún deporte, etc., estamos aprendiendo cual es el papel social de cada uno de estos personajes cotidianos. Eso se va desarrollando hasta que alcanzamos la edad adulta, cuando ya podemos distinguir lo que es “real” de lo que es “fantasía” y asumir un papel propio: el papel en nuestro trabajo o en la forma en la que nos ganamos la vida y el papel como hombres o mujeres (hijo, amante, esposa, marido…).

rtve . bebés: la imaginación al poder

Pero ¿Y si no has pasado por esto? Se que es difícil que alguien en el mundo, aunque viva toda la vida en una isla desierta, nunca haya pasado por ciertas experiencias, pero si no tenemos unas referencias claras de los demás, de la sociedad o de nuestra propia familia, podemos crear una idea deformada de los roles sociales. Conozco a mucha gente que ha creado sus propias reglas, sus máscaras sociales, algunas cuelan, otras no, porque el mundo ya tiene sus roles muy definidos y siempre exige que todo sea coherente y que se sepa, cada día que pasa, tener actitudes lógicas con el bagaje de cada uno y con todo lo que se ha hecho hasta hoy. Es complicado intentar “jugar” cuando ya se han cumplido los 30 años, cuando se tienen hijos, cuando uno se casa o ya se tiene una carrera, en fin, cambiar cuesta, no solo para uno mismo, también para los que están alrededor, hay que tener mucho valor o mucha ingenuidad para ello, ¿pero, si no arriesgas, como saberlo?

3 heads girl

“Si hay algo extraño e inexplicable es una criatura de inteligencia y sensibilidad que siempre permanece sentado en la misma opinión, siempre coherente consigo misma. La continua transformación de todos se lleva a cabo también en nuestro cuerpo, por lo que hay en nuestro cerebro. ¿Cómo, entonces, sino por enfermedad, caer en la anormalidad de querer pensar hoy en lo mismo que pensaba ayer, cuando el cerebro de hoy no sólo no es el mismo de ayer, como aún hoy no es el día de ayer? Ser coherente es una enfermedad, un retroceso, tal vez, en la época de los antepasados animales en su etapa de desarrollo, esto sería un desastre natural. La consistencia, la convicción, la certeza son también manifestaciones evidentes – como a menudo innecesario – de la falta de educación. Es una descortesía hacia los demás que seamos siempre lo mismo en presencia de ellos, es destrozarlos con nuestra falta de variedad”.

Fernando Pessoa, “Las Ideas Políticas”.

Ciclo de teatro despojado, en el centro cultural la Bagatela. Cada actor improvisa y hace un nuevo papel a cada presentación.

Anuncios

2 comentarios en “La importancia de jugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s