El 50º aniversario de un monumento

Celebrando su 50º aniversario, Brasilia, capital de Brasil, es una ciudad muy especial: fue construida en tan solo cuatro años, es la única capital diseñada según los preceptos de la arquitectura moderna y en 1987 la Unesco declaró la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad, siendo la única ciudad construida en el siglo XX que ha recibido este honor.

Plan Piloto Brasilia

National_Congress

Palácio do Congresso

La moderna cultura brasileña se refleja a través de una gran muestra temporal y un ciclo de cine, del 17 de septiembre al 7 de noviembre de 2010.

La historia de la construcción de esta capital está llena de contradicciones. Fue idealizada por Juscelino Kubitschek, presidente de Brasil en la década de 50 y 60, populista y con el lema  “50 años de progreso en 5 años de gobierno“. Brasilia fue la más grande y sorprendente demostración de este progreso. Para la construcción el gobierno eligió una meseta en el centro del país y hicieron un concurso para escoger a los creadores de la capital. A este concurso lo ganó el urbanista Lúcio Costa, que invitó a su amigo Oscar Niemeyer para diseñar los edificios y a Burle Marx para hacer los jardines y zonas verdes. Este genial grupo de profesionales, de claras inclinaciones socialistas, han desarrollado un modelo de ciudad utópica, sin diferencias sociales y con estética modernista, fue bautizada como Ciudad Esperanza, pues todo su plan se basaba en ideales de igualdad.

Al principio la construcción fue realizada en un ambiente igualitario, ya que obreros, funcionarios y técnicos compartían los improvisados campamentos y la comida. Pero hoy se sabe que muchos trabajadores murieron en la construcción de los edificios monumentales, de los puentes y carreteras. Esto estuvo motivado porque, en muchos casos, las obras supusieron un gran peligro a los obreros, por las dificultades constructivas y la falta de equipamientos de seguridad. Además corría mucha prisa el terminar las obras e inaugurar la ciudad como capital, en parte como consecuencia de todo esto murieron más de 1000 personas en los 4 años de construcción. Tras su inauguración, las diferencias sociales empezaron a surgir muy pronto. Dentro del “plan piloto”, un plano urbano en forma de avión sectorizado y lleno de bellísimos edificios, no se habían planteado espacios para el crecimiento de la ciudad. Debido a que la construcción trajo consigo un enorme desarrollo de la región y un rápido aumento de la población local, surgieron en seguida las “ciudades satélites”, conglomerados urbanos donde vivían, y siguen viviendo, la mayoría de los funcionarios de cargos bajos y sencillos.

Imemorial, obra de la artista brasileña, Rosângela Rennó, del año 1994, parte de la exposición “Revendo Brasília”. Un homenaje a las personas anónimas que murieron debido a la construcción de la capital.

Como suele pasar con las grandes obras arquitectónicas, la historia de su construcción no es de lo más acertado, pero es indiscutible su modernidad, belleza y la originalidad de sus edificios y del diseño urbano que aún inspiran e influencian a muchos arquitectos de todo el mundo. Conozca un poquito de su historia en la exposición: “Brasilia 50 años-Medio siglo de la capital de Brasil“, en La Sala Arquería de Nuevos Ministerios, Paseo Castellana, 67, Madrid.

Anuncios

2 comentarios en “El 50º aniversario de un monumento

  1. Es dificil decir lo que es mas interesante en Brasilia, yo elijo el “plan piloto”, un diseño perfecto, ejemplar unico de la arquitectura moderna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s