Del sutil encuentro de desconocidos o cómo Amberes posó en un Belo Horizonte.

La previa

El horizonte de tan hermoso se fijó como nombre. Como se no fuera suficiente apenas verlo, que hacía falta tatuarlo en la piel. Belo Horizonte, hoy una ciudad con más de 2 millones de personas, y un horizonte bastante cambiado, una mezcla irritante del natural y de la intervención humana. La quinta economía de Brasil se rindió, como todas, a los caprichos de la carrera por el desarrollo, vivió muchas épocas áureas y lo sigue viviendo. El oro de hoy es la libertad de creación.

Como las más grandes, esa metrópolis es un compuestos de variados universos tejiendo una caótica cuadricula urbana, donde surgen mundos auto gestionados, casi ajenos a la realidad misma, micro realidades que representan un mixto de tradición y vanguardia.

Hoy en la carta: El icónico Edificio Maletta:

Maletta Noite 1

Vista exterior del Edificio Maletta.

Ed_ Arcangelo Maleta_160312_Foto Samuel Gê-0151

Por la noche.

Uno de los más antiguos edificios preservados, sigue siendo un centro neurálgico importante en la ciudad, no solo físicamente pero sobretodo funcionalmente. Construido en 1957, el Maletta ha cumplido más de 50 años de su inauguración, toda una eternidad constructiva, ya que la ciudad de Belo Horizonte completó apenas 115 años. La fama de este edificio está en que abriga varios usos tradicionales y es un refugio de los bohemios, locales y forasteros, reúne múltiples actividades (uso residencial, comercial y servicios). Sus dos torres, despontando en el horizonte, consiguen articularse creando una atmosfera multidisciplinaria, dotando el espacio público de vida e intercambio de experiencias casi antagónicas. Posé algunas curiosas peculiaridades, resquicios de un pasado poco igualitario: asistente de ascensor (sí, un profesional que te aprieta el botón del piso donde quieres ir, herencia de los ‘60); entradas separadas para el bloque residencial y el de servicios, puede no significar lo mismo trabajar que vivir en el edificio. Además ofrece vasto repertorio de bares tradicionales, restaurantes de comida casera, tiendas de segunda mano, tiendas de vinilos, sebos y galerías de arte underground. En la planta baja se encuentra la mítica Cantina do Lucas, un restaurante tan típico que ha sido oficialmente protegido por el ayuntamiento como patrimonio histórico y cultural, no sólo por sus delicias pero también por su conjunto arquitectónico y mezcla social. Ya veis, un espacio que podría cumplir su papel mediocre de edificio, alberga un sinfín de minimondos, equilibrados en sus proprias diferencias, y regalan al espacio un fuerte carácter subversivo y tradicionalista a la vez.

Cantina do Lucas InteriorLa famosa Cantina do Lucas, patrimonio cultural.

Maletta Arte Negro

El lugar ya ha sido inspiración para muchos artistas. Foto artística de una de las entradas.

Sebos_Foto Pedro Vilela

Los Sebos, tiendas de libros usados, son muy populares.

Bar Dub

La diversidad de bares atrae el publico jóven.

Cierto día, paseando y perdiéndome por sus pasillos, me deparo con un cartel que me llama mucho la atención: Taller de modelado, impartido en el Restaurante Popular. Me pareció raro coser en un espacio donde se cocina, me imaginé cosiendo alrededor de una estufa, con montonazos de trozos de pollo reposando sobre el vino blanco, o quilos de tomates a ser pelados. Como siempre, el edificio tira a por suelo mis prejuicios, y una vez más me sorprendo cuando descubro que el restaurante es un espacio de creación artística, un colectivo de jóvenes que se diferencian de tantos otros cegados en la ciudad, y allí están para ofrecernos maneras distintas de ver y relacionarnos con el mundo, un respiro para nuestras ideas y ganas de seguir innovando. El taller del cartel, una noble propuesta de Julia Assis. Pero eso ya es tema denso para nuestra próxima historia.

¡Un saludo al diálogo artístico!

Anuncios

2 comentarios en “Del sutil encuentro de desconocidos o cómo Amberes posó en un Belo Horizonte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s