Nouvelles Afghanes

Los cuentos afganos ahora reposan sobre mi biblioteca, pero sobretodo reposan en mis recuerdos. De estos encuentros inevitables, de estas personas inolvidables. En 2012 busco una casa. En 2012 encuentro un hogar. Una villa perdida en medio a rascacielos despropositados. Cualquiera se quedaría de piedra con semejante parcela. Aun más los buitres del mercado inmobiliario. Lo que desconocía eran las causas que allí me llevaron. Subalquilé una sorprendente cabaña en medio a la ciudad purgatoria del caos. Mangos, monos, la zarigüeya, un señor italiano y una mudanza inesperada. Me doy cuenta que la locataria se va porque, además de un par de viajes tradicionales, tiene el proyecto de escribir un libro a partir de experiencias vividas en Afganistán. ¿Perdona? Es que no me entero. ¿Os vais a Afganistán de paseo? Los prejuicios una vez más tirados por el suelo. Así debe de ser.

Nuestros aventureros
Casi todos los nuestros descubridores
Band-e Amir, en el bote
Band-e Amir, en el bote

La convicción del éxito de la aventura reflejada en sus ojos hace temblar mis más secretos deseos. Nouvelles Afghanes no es solo un diario de viaje, es el contacto íntimo de culturas antagónicas, el respecto de tres jóvenes por historias olvidadas. Es redescubrir un pueblo rico en memorias, un pueblo con ganas de vivir, no sobrevivir. El segundo volumen, fruto de la hazaña en oriente próximo, una dulce y nostálgica mirada sobre los colores y contrastes de esta tierra, nos lleva a un Afganistán cercano, de gente que, pesar los años de inútil batalla, sigue creyendo en el día de mañana. Nuestros sensibles exploradores: Alice, Antonie y Claudia; embarcan en un viaje sin expectativas, sin ruta programada, sin pre concepciones. Turistas en país de periodistas y militares, en busca de las Nuevas Afganas, historias de un país en busca de sus verdades, donde las mujeres empiezan a ganar cierta ascensión intelectual, lo que les permite moldear sus costumbres bajo los helicópteros y aviones de caza. Mujeres comprendidas según la relación que mantienen con sus hombres, mujeres de la Noria del Lago Qargha, mujeres felices con flores de plásticos, mujeres como tú, de carne, hueso e ilusiones.

Band-e Amir, rebaño en la madrugada
Band-e Amir, rebaño en la madrugada

(…) es una ciudad agradable, abierta, influenciada por la proximidad con Irán. La tradición afgana de hacer picnic en familia en los parques sigue bien viva, así como disfrutar de sorbetes caseros de leche con cardamomo.(…) En Panjshir, el valle aún sigue impregnado con la memoria de Massoud, de sus 30 años de lucha y resistencia. (…) ”  Claudia, Antonie y Alice, Le Coty, 24 enero 2013.

Cabul Iftar, en la terraza del hotel intercontinental

Cabul Iftar, en la terraza del hotel intercontinental

Herat, las preces del conductor
Herat, las preces del conductor
Claudia, Alice y el jefe de la shurah d’Ahangaran
Claudia, Alice y el jefe de la shurah d’Ahangaran
Cabul, hermanos
Cabul, hermanos

“(…) Hoy la silla del jefe es ocupada por primera vez por una mujer. Al sentarme tengo el mismo sentimiento de ansiedad que experimenté cuando me encerraran junto a los demás en la furgoneta que me llevó, refugiada, al Irán. En 1996 las mujeres afganas no deberían graduarse, una de tantas interpretaciones del Sharia, la ley islámica, según los ojos del gobierno talibán. (…)” 

Jalalabad, tienda de sucos y helados
Jalalabad, tienda de sucos y helados
Cabul desde la muralla
Cabul desde la muralla
Claudia y Antonie
Casi Anónimos

“(…) En la primera vez la mayoría tuvo pavor, fue así que muchos fueron capturados. Ellos salieron del escondite y corrieron, corrieron sin dirección, ciegos de pánico. La segunda descarga de tiros cruzó la cortina de polvo y les atingió de manera más eficaz que las hoces al trigo (…).”

El fútbol
El fútbol
La Noria
La Noria

“(…) Enseguida es el turno de la extranjera. Es una occidental con prendas a la moda del Uzbekistán, un vestido negro, largo y ancho con encajes coloridos y un velo rosa, casi transparente. Ella sabe que es devorada por los ojos. Los suyos son azules claros, en ellos es posible leer el desafío: miren, aprendan lo que es una mujer, después guarden las suyas bien escondidas, pues ella os devoraría a todos, crudos! (…)”.

Band-e Amir, pantalones flotantes
Band-e Amir, pantalones flotantes

La página oficial del proyecto Novas Afegãs , donde puedes comprar las fotos originales.

Visualize el catálogo completo de fotos en: Nouvelles Afghanes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s